Hare Krishna

Hare Krishna, secta religiosa que proviene del hinduismo vaishnavista que hace hincapié en la devoción al dios Krishna. Sus miembros llevan una vida ascética y monástica, absteniéndose de comer carne, ingerir drogas, dedicarse al juego y practicar el sexo que no tenga como fin la procreación.

El movimiento krishna fue creadoen los Estados Unidos por A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada en 1966, extendiéndose con gran rapidez por la mayoría de las grandes ciudades del oeste de este país.

Prabhupada autoproclamaba ser el último de una línea de maestros divinos y espirituales que comenzó en el siglo XV con el monje Chaitanya. Para lograr la felicidad y la paz interior, los creyentes deben someterse a Krishna y a sus representantes mortales; su principal texto de apoyo es el Bhagavad-Gita.

Los miembros viven en templos comunitarios, y se levantan a las tres de la mañana para practicar el culto. Cantan mantras tales como la de ‘Hare Krishna, Hare Rama’, tanto en privado (para una purificación personal) como en las procesiones públicas que realizan por las calles.

Una de las características físicas notables en los hombres es que llevan por lo general las cabezas rasuradas o afeitadas y usan túnicas de color azafrán y para el caso de las mujeres usan vestidos largos y deben llevar la cabeza cubierta.

Algunas de las actividades seculares que se encuentran el trabajo comunitario, el reclutamiento de nuevos miembros y, de forma ocasional, trabajos fuera de la comunidad. Los hare krishna han sido acusados de manipular ideológicamente a sus miembros y de usar métodos agresivos para reclutar a jóvenes inmaduros.

Tribunal Supremo

Tribunal Supremo en diversos países, provincias y estados, es aquel órgano que ejerce las funciones de un tribunal de última instancia, cuyas decisiones no pueden ser impugnadas, o las de un tribunal de casación. Sin embargo, algunos sistemas no utilizan el término para designar a sus tribunales de más alta jerarquía y otros lo utilizan para nombrar las cortes que no son sus tribunales superiores.

Por ser el vértice de la pirámide jurisdiccional, conoce en última instancia los recursos de los juicios, a través de la resolución de los recursos de casación entablados contra las sentencias o resoluciones judiciales dictadas por tribunales de rango inferior. Su misión no consiste en examinar los hechos en última instancia, sino en revisar la corrección técnico-jurídica de las sentencias de esos tribunales inferiores. Sólo se entiende en este tribunal, por tanto, de las cuestiones de Derecho, y no de las de hecho.

Cuando una determinada forma de aplicar la ley, o de interpretarla, por parte del Tribunal Supremo, va siendo constante y reiterada, se dice que sienta precedente, o que sienta jurisprudencia, lo que hace que esa opinión consolidada sea una garantía de que en lo sucesivo los tribunales mantendrán ese mismo parecer.

Además de esta función primordial, sucede que algunas cuestiones son resueltas por el Tribunal Supremo en única instancia. Así ocurre, por ejemplo, en los sistemas que reconocen en los altos mandatarios del Estado un fuero especial o privilegiado.

Teoría crítica

La escuela de Francfort desarrolla la teoría crítica la cual se opone a los neopositivistas, retomando la discusión en torno al objeto y método apropiado para las ciencias sociales. Dentro de esta escuela encontramos pensadores tales como Horkheimer, Marcuse, Adorno y Fromm.

La teoría crítica se fundamenta en aportaciones del marxismo e incorpora algunas ideas del psicoanálisis en su crítica a la ciencia y a la sociedad.

Una de las primeras críticas que esta escuela hace al neopositivismo, y específicamente al racionalismo crítico, es el carácter de criterio último y justificador de los hechos.

El positivismo no se percata de que la observación de los hechos está condicionada por la circunstancia histórica y social en que ésta se produce. Por tanto, no hay en si la observación directa de lo empírico.

El investigador observa los hechos desde la perspectiva marcada por el momento histórico, cultural y social de su tiempo. La observación de los hechos es importante, pero no basta referirse a lo dado, el hecho debe observarse en sus potencialidades y significado, debe ser comprendido en el contexto social e histórico en que se produce.

Una corriente social que surge de las divergencias con la escuela neopositivista es la denominada racionalismo crítico.

Materialismo histórico-dialéctico

El materialismo histórico-dialéctico, conocido como teoría materialista de la historia o marxismo, es una de las corrientes de las ciencias sociales que, al contrario del positivismo, ve el estudio de la sociedad como algo distinto del estudio de la naturaleza.

Se considera una corriente del tipo revolucionaria porque no sólo pretende explicar la realidad social, sino que básicamente trata de enfocarse en su transformación. Para transformar la sociedad debe criticarla. No se puede quedar sólo con lo que se observa, como el positivismo, sino que debe atender a la realidad social que se está viviendo, comprender su presente para proyectar el futuro.

El marxismo es unacorriente teórica que surge en el contexto histórico propiciado por la Revolución Industrial, que genera la desigualdad entre las clases sociales del siglo XIX. El marxismo considera las teorías de los socialistas utópicos como Claude-Henri de Saint-Simon, Carlos Fourier y Roberto Owen, que propusieron medidas para disminuir o erradicar la pobreza y la explotación a que se encontraban sometidas grandes masas de la población. También tiene relación intelectual con los economistas clásicos Adam Smith y David Ricardo, que estudiaron la teoría del valor, la división del trabajo y el origen de la riqueza.

Otra relación del marxismo está en la filosofía idealista de Hegel y en la filosofía materialista de Feuerbach.

Para este caso es importante diferenciar claramente el idealismo y el materialismo:

Mientras el idealismo hace de la realidad una idea, el materialismo considera a la idea como reflejo de la realidad; el idealismo considera la realidad como concepto, como una abstracción. El materialismo atiende a la concreción de la realidad. El idealismo considera al hombre concreto, histórico, como una idea, como una abstracción que sólo existe en la conciencia. Para el materialismo el hombre en general no existe, no es real, sólo existe el hombre histórico. Marx y Engels, los fundadores de la teoría marxista toman de Hegel la dialéctica, de Feuerbach, la concreción de lo real.

La dialéctica concibe al universo en constante movimiento, en permanente cambio producido por las contradicciones internas. El conflicto, la antítesis entre ser y no ser producen el cambio constante. El marxismo hace uso de la dialéctica para explicar la sociedad y por ello atiende a los conflictos internos de la misma. Ve a la sociedad actual como producto del cambio generado por sus contradicciones.

El marxismo, en contraposición al positivismo, ve a la sociedad en su aspecto dinámico e histórico. Considera que toda teoría, que toda explicación de la sociedad, está marcada por el contexto social y económico en que se produce. Para el marxismo no existe la neutralidad científica, pues desde la elección del objeto de estudio el investigador ya es parcial. La objetividad científica no consiste en acercarse al objeto de estudio sin presupuestos y sin juicios de valor, como afirma el positivismo, sino en hacer explícitos esos presupuestos y juicios.

Fuente: Colegio de Bachilleres

Teoría de la empresa

Teoría de la empresa, estudio del comportamiento de las organizaciones empresariales, de cómo compran las materias primas, de técnicas de producción, de las cantidades que producen y de cómo fijan los precios. La teoría tradicional supone que la empresa pretende maximizar beneficios. Las interpretaciones más recientes intentan tener en cuenta las complejas características de las empresas modernas, que suelen tener diversas líneas de producción y en las que asumir decisiones se logra, en mayor o menor medida, de forma descentralizada.

De esa forma según las concepciones modernas, las empresas prefieren aplazar el objetivo de la maximización de ganancias para lograr beneficios satisfactorios e intentan maximizar las ventas o el crecimiento de la empresa. La teoría basada en el comportamiento de la empresa reconoce que en las grandes compañías es inevitable que existan conflictos entre individuos y subgrupos, y que los objetivos de la organización dependan de las consecuencias de estos conflictos.

Los defensores de esta teoría señalan que las empresas deberían tener varios objetivos (incrementar su producción, cuota de mercado, el valor de sus acciones, sus ventas y beneficios), y cada uno de estos objetivos un directivo responsable. Estos directivos diseñarán líneas de acción para alcanzar sus objetivos, pero en ocasiones habrán de llegar a acuerdos con los responsables de otros departamentos, que pueden tener objetivos diferentes. De las negociaciones entre los directivos surgirán los fines globales de la organización.

La teoría permite analizar con nuevas perspectivas el comportamiento de las grandes empresas, pero son muchos los economistas que afirman que el objetivo de maximización de beneficios resume mejor que todos los demás los intereses de las empresas. Esta teoría está relacionada con la teoría de la organización.

Afectividad

Afectividad, término que designa el sentimiento de placer o dolor que acompaña a las emociones. En muchas corrientes y escuelas psicológicas la afectividad se considera la base de la vida psíquica; sin embargo, como concepto o categoría científica tiene una historia reciente.

El filósofo alemán Immanuel Kant contribuyó de forma decisiva a su consolidación como categoría diferenciada de los procesos cognitivos y apetitivos. La afectividad puede clasificarse en distintas modalidades (sentimientos, emociones, pasiones y otras) en función de la intensidad, duración, las bases fisiológicas, etcétera, aunque lo que realmente la caracteriza es la experiencia de agrado o desagrado que se hace patente.

La afectividad juega un papel fundamental en el desarrollo de la vida humana: mediante ella nos unimos a los otros, al mundo y a nosotros mismos. Este sentimiento aparece en las conductas más elementales de la vida animal y se va volviendo más compleja según nos elevamos en la escala.

Paraíso fiscal

Por Paraíso fiscal se entiende un país o territorio que atrae grandes masas de dinero porque el pago de impuestos de las rentas del exterior es muy bajo. Actualmente existen en el mundo varios paraísos fiscales. Muchos de ellos corresponden al prototipo de archipiélago paradisíaco manejado comúnmente (Islas Caimán, Bahamas o Barbados), pero existen otros casos, como Gibraltar, Andorra o Mónaco.

Además de la baja tributación, la segunda característica de esos territorios es la opacidad: el secreto bancario. Existen leyes dirigidas a defender el anonimato de las personas o empresas titulares de las cuentas e impedir que los Estados extranjeros puedan obtener información sobre las inversiones realizadas en el país en cuestión.

Los paraísos fiscales pueden dividirse en tres tipos:

– los que pretenden atraer grandes fortunas, como Mónaco,
– los que están interesados en empresas, como la isla de Jersey,
– o los mixtos, que intentan captar tanto sociedades como personas, las islas Bahamas son un buen ejemplo de este último caso.

Los paraísos fiscales no son ilegales en la practica, a pesar de que en muchos casos se les relacione con el blanqueo de dinero o fuga de capitales; se pueden obtener ventajas sin cometer ningún tipo de delito.