Acción social

Una acción social es toda acción siempre y cuando tenga un sentido mentado para los miembros o el miembro de la acción sea la conducta de otros, orientándose por esta la acción.

Se entiende por “acción” como una conducta humana en la que el individuo o individuos de la acción la enlacen con un sentido subjetivo. La acción social estaría referida a la conducta de otros.

La definición de Max Weber, en el comienzo de Economía y sociedad (1921), es la siguiente: Se comprende por acción aquella conducta humana que su propio agente o agentes entienden como subjetivamente significativa, y en la medida en que lo es.

Tal conducta puede ser interna o externa y puede consistir en que el agente haga algo, se abstenga de hacerlo o permita que se lo hagan. Por acción social se entiende aquella conducta en la que el significado que a ella atribuye el agente o agentes entraña una relación con respecto a la conducta de otra u otras personas y en las que tal relación determina el modo en que procede dicha relación (Giner 2001 p 283)

Weber identifica 4 formas de acción social, como modelos ideales:

  • Tradicional (costumbre);
  • Afectiva (emocional);
  • racional con arreglo a valores; y
  • racional con arreglo a fines

Otros autores o enfoques de la sociología le dan diferente orientación y aunque no son todas esas teorías intercambiables, si que tienen que ver entre si con la racionalidad del actor y con la teoría del intercambio.

El funcionalismo por ejemplo ve limitada la acción social por las normas y valores, que es una teoría de determinación estructural del sistema social, y que quizás solo sean ‘condicionantes estructurales’ y hasta solamente de índole artificial o manipulado, pero que inhiben al sujeto de la acción y un caso típico son los problemas de alimentación humana en la periferia, peor dotada, o en el tercer mundo.

Fuente: Wikipedia