Acento

Temas TOP
- Más allá de la frontera
- Cocina mexicana: encuentro de dos fogones
- 20 mil iglesias defienden a inmigrantes
- Criollos sin indios y republicanos sin mestizos
- Cohesión social
- Qué es la ética
- Cultura ciudadana, el encuentro del respeto y la libertad

Para el acento hablado véase Acento prosódico.

Para el acento escrito véase Acento ortográfico.

Acento prosódico

Para el acento escrito ver Acento ortográfico

El acento es una forma de articulación de la voz al hablar mediante la cual se destaca una sílaba de una palabra respecto a las demás. Es importante no confundir el acento que aqui se describe con el signo gráfico que se coloca sobre una letra en muchos idiomas. En realidad estos signos se denominan tildes, y si se colocan para identificar la sílaba que se acentúa, son tildes de acentuación. No obstante, en el lenguaje corriente se denominan acentos a estos signos.

Hay lenguas, como el inglés, el alemán y el español, en las que dicha articulación consiste en una mayor intensidad, es decir, un mayor esfuerzo al espirar el aire. Este acento recibe el nombre de acento de intensidad, dinámico, espiratorio, articulatorio o de sonoridad.

En otras lenguas, como el griego, el acento consiste en la elevación del tono de la voz, en una mayor tensión de las cuerdas vocales al emitir la sílaba acentuada. En este caso el acento recibe los nombres de acento tónico, musical, de altura, cromático o melódico.

En español se da el nombre de acento tónico al acento de intensidad.

Ambos acentos pueden existir en una misma lengua, prevaleciendo uno sobre el otro, lo cual constituye la circunstancia más extendida, pero también pueden darse con exclusividad.

Se reconocen tradicionalmente tres grados de intensidad en el acento:

  • fuerte, medio y débil (en el dinámico)
  • largo, normal y breve (en el cuantitativo)
  • agudo, circunflejo y grave (en el melódico)

Hay lenguas de acento fijo en las que el acento recae sobre una sílaba determinada, según la estructura de la lengua, como en el latín, el céltico o las lenguas germánicas, y otras que poseen un acento condicionado o libre, cuya sede está determinada por circunstancias fonéticas, morfológicas o sintácticas, como en el español:

canto – cantó

Existe también el acento de insistencia, retórico, enfático, expresivo o afectivo, que recae sobre una sílaba átona, y que pone de relieve la palabra a la que pertenece. Este acento aumenta la intensidad y, por lo general, también la altura y duración de la sílaba afectada. En francés por ejemplo, el acento intensivo cae sobre una consonante, cuyo alargamiento o geminación produce el aumento de intensidad de la vocal siguiente, como en:

Tú eres a[d]Dorable

Se distingue también entre acento afectivo y acento intelectivo, que tiene por objeto resaltar una noción para caracterizarla o distinguirla.

Otro significado de acento es el que se refiere a la forma de hablar un idioma característica de un colectivo de personas que habitan en una zona geográfica, al igual que una persona puede tener un acento de pronunciación característico. Así hablaríamos, por ejemplo, del acento andaluz o el acento mexicano. Un acento de estas características no es nunca un idioma propio, sino, como se ha dicho, la forma peculiar de pronunciar las palabras de un idioma en general. Este acento también se denomina tonillo y deje. Véase también:

Acento ortográfico

Para el acento hablado ver Acento prosódico

Se denomina en el lenguaje corriente acento gráfico o diacrítico a uno de ciertos signos de la escritura que se ponen sobre letras o números.

El acento ortográfico del idioma castellano se llama habitualmente acento o tilde, y es una rayita (´) que se pone sobre las vocales (á, é, í, ó, ú, Á, É, Í, Ó, Ú). Ambas palabras son ambiguas: además del acento gráfico existen el acento prosódico y el acento regional, y por su parte tilde puede ser cualquier rayita de una letra, incluyendo el palito de la t o la ondulación sobre la Ñ. El diccionario de la Real Academia Española considera que para tilde las acepciones de rayita y signo ortográfico son una sola.

De acuerdo a ese criterio acento y tilde no serían sinónimos exactos. Sin embargo otros diccionarios consideran que se trata de dos acepciones diferentes. En resumen acento y tilde comparten una acepción que es exactamente sinónima y por separado tienen varias otras que no lo son.

En otros idiomas el acento del español se denomina acento agudo, para diferenciarlo de otros acentos, como el acento grave (à) o el acento circunflejo (â).

Fuente: Wikipedia

Regresar