Alfabeto gótico

El alfabeto gótico es fundamentalmente una adaptación del alfabeto griego en su grafía uncial. Fue creado por el obispo Wulfila.

Además contiene tres caracteres de uncial latino y cinco runas germánicas. Cada letra posee un valor numérico y dos de ellas no poseen ninguna otra función. La transliteración en las obras científicas y didácticas se realiza aumentando en dos símbolos el alfabeto latino por medio de la ligadura, ? (h+v) y la letra thorn, þ, tomada del inglés antiguo.

La notación de Wulfila era ambigua: Un mismo diagrama ai podía, por ejemplo, anotrarse como [ai], [ ? ] o [ ?¯ ]. La transcripción recurre a diacríticos para aligerar las dificultades de lectura.

Leyenda: Las líneas representan (1ª) la grafía gótica, (2ª) la transliteración, (3ª) el valor numérico, (4ª) la etimología.

Esta última línea proporciona la letra griega original cuyo parecido con ela letra gótica es notable. Las letras heredadas de las runas germánicas están en color violeta las que fueron tomadas del latín en azul. Los orígenes propuestos son solo conjeturas: existen varias posibilidades para el origen de ciertas letras, como la r, que podría provenir de una runa.

Otros signos

El alfabeto gótico no hace diferencia entre letras mayúsculas y minúsculas. Además se escribe en scriptio continua, es decir sin espacio entre las palabras.

Fuente: Wikipedia