Alma

Para el telescopio submilimétrico ver ALMA.

De acuerdo a muchas religiones de origen del Medio-Oriente, el alma es una parte sobrenatural e inmaterial del ser humano (comparar con espíritu).

En estas religiones el alma está fuertemente unida a la concepción de la vida después de la muerte, heredada de las filosofías griegas, pero las opiniones varían enormemente en cuanto a qué le ocurre al alma luego de la muerte. Esta idea se llama dualismo.

Muchos materialistas y la mayoría de los ateos rechazan el concepto de alma, siguiendo en este movimiento a los filósofos materialistas de la Antigüedad.

Concepciones religiosas

Mitología egipcia

Los antiguos egipcios creían profundamente en un alma que podía sobrevivir a la muerte. En función de esto la dividían en tres partes:

Ka – la parte mágica que pasaba al otro mundo tras la muerte.

Ba – la parte que permanecía en el cuerpo tras el fallecimiento.

Akh – el nexo entre ambas.

Judaísmo

Según Génesis 1 (Antiguo Testamento) Nefesh representa el dinamismo de la vida que se asienta en la sangre. Es algo casi material. Se encuentra a menudo la palabra conjuntamente con otra Nefesh Haya; en aquel caso significa el espíritu de vida (griego: pneuma)

Según el Zohar, el alma humana posee tres elementos, el nefesh, el ru’a y el neshama. El nefesh es encontrado en todos los humanos, y entra en el cuerpo físico durante el nacimiento.

Es la fuente de la naturaleza física y psicológica de cada individuo. Los otros dos elementos del alma no son implantados en el nacimiento, sino que son lentamente creados con el tiempo y su desarrollo depende de los actos y creencias del individuo.

Se dice que existen por completo solo en personas espirituales. Una forma común de explicar las tres partes del alma es la siguiente:

Nefesh – la parte baja o parte animal del alma, ligada a los instintos.

Ruach – el alma media, el espíritu. Contiene las virtudes morales y la habilidad de distinguir entre el Bien y el Mal.

Neshama – el alma alta, o súper alma. Esto separa al hombre de las otras formas de vida. Se relaciona con el intelecto y permite al hombre disfrutar de beneficios en la vida después de la muerte.

Esta parte del alma aparece tanto para judíos como para los no judíos, por igual, durante el nacimiento. Permite a la persona tener conciencia de la existencia y presencia de Dios.

El Raaya Meheimna, una adición posterior al Zohar por un autor desconocido, postula que existen dos partes más en el alma humana, el chayya y el yehida.

Chayya – la parte del alma que permite a uno tener conciencia de la fuerza de vida divina en sí misma.

Yehida – la parte más alta del alma, en la cual uno puede alcanzar una unión completa con Dios.

Cristianismo

La mayoría de los cristianos creen que el alma es la esencia inmortal del ser humano y que tras la muerte el alma es recompensada o castigada.

Es motivo de continua disputa entre los distintos cristianos si la recompensa que llaman saludo o el castigo depende del proceder justo y bueno durante la vida (como lo defiende el catolicismo) o simplemente por la Gracia , la Fe y las Escrituras (como lo defiende la mayoría de los protestantes, sea cual que sea su iglesia).

Fuente: Wikipedia