Anglicismo

Los anglicismos son extranjerismos que proceden del inglés. Es decir, aquellos vocablos o giros idiomáticos que procedentes de la lengua inglesa que se utilizan en otras lenguas.

Los anglicismos son muy comunes en la jerga técnica, debido a la gran influencia de la tecnología de los países de habla inglesa en el resto del mundo, lo que hace que, en muchos casos, en las traducciones de información técnica, manuales, etc. se recurra a su empleo ante la dificultad de encontrar un vocablo apropiado o aun siendo apropiado, que sea de uso extendido en el sector.

Ejemplos:

Originalmente la palabra inglesa football era un anglicismo. Posteriormente se castellanizaron su ortografía y pronunciación, quedando en fútbol o futbol. Ahora se dice que fútbol es una palabra castellana de origen inglés. Aunque balompié es un sinónimo de fútbol, ha quedado bastante en desuso.

En segundo lugar, la palabra hippie (o hippy) está castellanizada en su pronunciación (jipi) pero no en su ortografía.

Por último backstage es un verdadero anglicismo, ya que su pronunciación no está muy adaptada a nuestro idioma (báxteich) y existen frases con un significado prácticamente idéntico: ‘entre bambalinas’ y ‘tras las bambalinas’.

Fuente: Wikipedia