¿De quien son realmente los recursos para la Filantropía?

Hoy es muy común escuchar y conocer sobre los programas que las diferentes fundaciones y asociaciones realizan mediante, una muy diversa gama de actividades y acciones.

Es obvio que el trabajo dentro de éste sector es de vital importancia social, pero vale la pena hacer un alto para la reflexión con el propósito de buscar la mejora e incrementar el beneficio-impacto, con la optimización y racionalización de los recursos.

Primero, hay que dejar en claro que los recursos monetarios que se operan en las actividades y acciones de filantropía a final de cuentas provienen de la sociedad en su conjunto, y por lo tanto no son una demostración transparente de generosidad, ya que en la mayoría de los casos vienen de la deducción de impuestos, que deja de obtener el gobierno y que son patrimonio de todos.

Segundo, es urgente legislar en la materia para actualizar lo vigente y asegurarnos que la participación de la sociedad civil se incremente, y al mismo tiempo se transparente más el origen de los recursos no para inhibir su recaudación sino para incrementarla, está claro que el tercer sector es más eficiente y oportuno que las burocracias gubernamentales.

Tercero, el factor estratégico que hace de alto éxito el costo-beneficio-impacto radica en el trabajo voluntario, que hacen miles y miles de personas de una manera discreta y con apasionada entrega, que mucho contrasta con el de la mayoría de las directivas a quienes les da mucho por la foto y la publicidad con fines personales.

Cuarto, ahora ya todo mundo está convencido que el combate a la pobreza, exclusión y marginación sólo tiene viabilidad a través de la sociedad civil organizada u organizable, para lo que resulta de altísima prioridad reinventar el modelo de las fundaciones, asociaciones y organismos civiles, con el fin de hacerlas mas fuertes y robustas para que respondan de manera eficaz y eficiente a los retos actuales, pero sobretodo para evitar que los intereses políticos, económicos, y obscuros de carácter individual y de grupo las distorsionen de su vital misión en el mundo actual. Insistimos los recursos aquí manejados son de todos nosotros y no dádivas de los que realmente sacan provecho de la situación actual.

Esto va a cambiar sin odio y sin violencia, porque se sustenta en la revolución de las conciencias que de manera pacífica y silenciosa se está diseminando en todo hisapanoamérica.

Mestizo Cósmico.