El racismo sigue vivo en Estados Unidos

A pesar de tener un presidente negro, el racismo sigue vivo en las escuelas primarias y secundarias de EEUU, a más de medio siglo del episodio en que 9 jóvenes mujeres y hombres “de color” ingresaron por primera vez a una escuela secundaria exclusiva para blancos, la Central High, de Little Rock, Arkansas, en 1957.

Desde que la joven negra Elizabeth Eckford se convirtió en ídolo de la lucha antirracista, el alumnado negro y latino asiste a escuelas tan segregadas como hace 40 años, mientras el Programa de Ayuda Temporal a Familias Necesitadas reduce la asistencia a los grupos familiares más necesitados, que obviamente son negros y latinos.

Simultáneamente, la ministra de Educación de Obama, Arne Duncan, introdujo un programa piloto de militarización de la enseñanza primaria y secundaria destinado preferentemente a niños negros y latinos en Chicago, Illinois, cuna política del actual presidente y varios de sus colaboradores cercanos, a la vez que comienzan a conocerse atroces acciones racistas ocurridas en Nueva Orleáns durante el huracán Katrina, incluidos asesinatos de negros que buscaron refugio de la inundación en lugares altos y secos de la ciudad controlados por blancos armados. (Todas estas noticias ocultas fueron investigadas entre cientos de historias periodísticas consideradas en la selección anual de los 25 temas más relevantes del Proyecto Censurado 2009/2010.)

Fuente: argenpress.info