Proteger al negro discriminando al blanco

La sentencia del Supremo de EE UU sobre marginación en la contratación rompe décadas de tradición – El máximo tribunal recoge por primera vez el peligro del racismo inverso.

“Ninguna persona debería enfrentarse a discriminación en el trabajo a causa de su raza”. Cuando el Tribunal Supremo de EE UU emitió una sentencia, con esta conclusión, cambió sustancialmente la forma en la que el país ha tratado de compensar, desde los años sesenta, décadas de esclavitud, racismo y segregación contra los negros. Porque, después de seis años en los tribunales, un grupo de 29 bomberos, todos blancos, incluido un hispano, logró demostrar que la ciudad que les contrató, New Haven, les había discriminado para favorecer a otro grupo compuesto íntegramente por afroamericanos.

Tratando de escapar de una demanda por comportamiento racista, la autoridad de New Haven acabó protagonizando un caso de racismo inverso. “La voluntad de evitar la discriminación inintencional no puede justificar la discriminación intencionada”, ha dicho el Supremo en su sentencia.

En invierno de 2003, esta ciudad organizó dos exámenes orales y escritos para ascender a un grupo de bomberos locales a los rangos de teniente y capitán. Los que acertaran más de un 70% de las preguntas aprobarían. De ellos, y por estricto orden descendente de nota, los 15 mejores serían ascendidos.

Fuente: elpais.com