Bolivia no existe

Bolivia celebra el 200º aniversario de su primer intento de Independencia. A la luz de la historia, no podemos esperar que cumpla muchos más.

Cuentan que alrededor de 1870 un diplomático británico discutía con el General Melgarejo, por entonces presidente de Bolivia. La reunión se crispó y Melgarejo ofreció al funcionario un vaso de chicha (el aguardiante local), que el inglés rechazó alegando que prefería chocolate. El general entró en cólera y le obligó a beberse una tinaja entera de chocolate.

Después hizo que le montaran de espaldas en un burro y lo paseó por La Paz de esa guisa antes de dejarle marchar a Londres. Cuando la reina Victoria se enteró del incidente, pidió un mapa del mundo y preguntó dónde estaba Bolivia. Cogió una tiza y tachó al país con una gran cruz mientras decía “Bolivia no existe”.

La leyenda como tantas, es probable que sea apócrifa, pero sirve como una profecía casi perfecta de la caótica y violenta historia boliviana a partir de esas fechas. Un país a punto de desparecer en incontables ocasiones, esquilmado por sus vecinos y las multinacionales. No en vano, Bolivia ostenta el récord de golpes de Estado en toda América Latina: 56.

Fuente: abc.es