Obama denuncia el racismo de la policía en EEUU

Estupidez y policía no son dos palabras que suelan combinarse en el discurso de un político, mucho menos en el de un presidente de Estados Unidos. Pero fue la combinación que empleó Barack Obama al hablar de un caso que empezó con la detención de un catedrático negro de Harvard en su propia casa y lleva toda la semana generando debate.

La discusión de ese arresto llevó al presidente a señalar con una contundencia sin precedentes en su habitualmente moderado discurso sobre la raza la persistencia de la discriminación racial en Estados Unidos.

“Creo que sabemos que hay una larga historia en este país de negros y latinos a los que la policía para desproporcionadamente, eso es un hecho”, aseguró Obama, que cuando era senador en Illinois promovió una propuesta que acabó convertida en ley por la que los agentes tienen que recoger datos de raza, edad y género de todas las personas a las que paran por infracciones de tráfico para que se analicen en busca de racial profiling (sospechas motivadas por el perfil racial).

“El hecho es que este asunto aún nos persigue –prosiguió Obama– y aún cuando hay malentendidos honestos, el hecho de que negros e hispanos son señalados más a menudo, y muchas veces sin ningún motivo, crea sospechas”.

Fuente: xornal.com