Independencia para los mexicanos, ¿somos independientes?

Inicio el mes de septiembre, el noveno mes del año, el mes de las fiestas patrias. ¿Qué celebramos? ¿Qué recordamos? Si acaso nos acordamos en el contexto nacional, y el Estado, me pregunto. Hay realmente una reflexión desde las aulas para hacer una introspección hacia lo que llevó a la Independencia de México. ¿Somos independientes? ¿De qué?

Que acaso la recesión económica gringa nos está llevando, iba escribir a la más grave crisis económica, pero no, porque aún hay muchas cosas por venir, sin que los mentores responsable de dar cuenta y enseñar a los educandos sobre el porqué se registra la guerra de Independencia, y desde este perspectivas, para nuestros adentro diremos, México está en paz.

Pese a la gran verborrea que se aventara ayer el Presidente Calderón respecto a una paz interrumpida constantemente por desmantelar el crimen organizado, organizado desde la cúpula del poder y combatir el narcotráfico, quien a lo largo de la vida los gobiernos se ha construido y enraizado, como entonces vitorear la independencia de México, donde la paz pende de un hilo, y que no se rompe por decisión propia de las y los mexicanos/as.

Pero veamos, México inició como muchos países su propia independencia por influencia extranjera, y fue en el siglo XVIII cuando España y sus colonias entraron en contacto con una serie de ideas y transformaciones conocido con los nombres de Siglo de Luces o de las ilustraciones. En el campo de las ideas ese movimiento pugnaba por transformar el antiguo régimen y organizar de manera diferente al gobierno absolutista imperante de la época.

Fuente: expresochiapas.com