El racismo y la homofobia rebrota en las aulas

Buenos chicos. Los niños y adolescentes vascos se llevan bien con sus padres, son ecologistas y sienten solidaridad hacia los discapacitados, inmigrantes o víctimas del terrorismo. Son algunas de las conclusiones del informe La transmisión de valores a menores presentado ayer por el Ararteko Íñigo Lamarca.

Así, el 84,7% de los jóvenes de 12 a 16 años tienen unarelación buena o muy buena con sus padres. La cosa pinta bien en casa, pero aún mejor en la calle. El 93,1% de los chavales de esta edad se llevan bien y tienen confianza con sus amigos. Y además, casi la mitad de ellos están convencidos de que su estilo de vida es clave en la conservación del medio ambiente. Son todos ellos motivos para el regocijo, pero el Ararteko quiere reparar en las zonas más oscuras del estudio, efectuado sobre 1.829 escolares vascos de 8 a 16 años.

Una de esas partes sombrías es la discriminación hacia el débil o las minorías. Por ejemplo, a la gran mayoría de los encuestados entre 10 y 12 años les parece bien que los homosexuales se amen… en casa. No ponen pegas al matrimonio gay, pero sí hay un 45,9% de chicos y un 43% de chicas que no quieren ver besos homosexuales en la calle. Y otro ejemplo de discriminación: un tercio de los niños entre 8 y 10 años no desean a inmigrantes en su clase.

Fuente: 20minutos.es