Enquistado racismo en Estados Unidos

Alisha Darby García, es una india nativa de la región de Barona, en Estados Unidos, con cuatro meses de embarazo que fue deportada hace más de dos meses, y vive en las alcantarillas de Tijuana.

Ella forma parte de la estadística de personas que quedan en medio de la intención del gobierno de Estados Unidos por “deshacerse” de personas indeseables para ese país, según su propio dicho.

Entrevistada, en el marco de la visita Carlos Pascual, embajador de Estados Unidos en México, Darby García expresó que su situación no es única, sino que en Barona, los nativos poco a poco desaparecen por las formas de actuar de su propio gobierno.

Ahora, Darby no puede regresar a su país, porque “no me reconocen como estadounidense” y por tiene más de dos meses de vivir en Tijuana, en calidad de deportada.

Fuente: oem.com.mx