Juez niega matrimonio interracial

La decisión de un juez de Paz de Tangipahoa Parish, en el estado de Luisiana, de negarse a celebrar matrimonios interraciales encendió la polémica en Estados Unidos y llevó a una de las parejas afectadas a analizar la presentación de una queja ente el Departamento de Justicia.

El magistrado blanco, Keith Bardwell, aclaró que no es racista y para fundamentar su postura afirmó que los niños mestizos nacidos de esas parejas suelen ser rechazados por las respectivas comunidades a las que pertenecen sus padres.

“Hay un problema con ambos grupos para aceptar a los niños fruto de esos matrimonios”, afirmó. “Pienso que ellos sufren y no los vamos a ayudar a través de esos casamientos”, expresó.

Badrwell, quien lleva 34 años en la profesión, agregó que la experiencia le indica que la mayoría de los matrimonios interraciales no duran mucho tiempo, a la vez que estimó que hace dos años y medio que viene rechazando las solicitudes presentadas por parejas de distintas razas.

Fuente: mestizos.net