Los ”otros”

Europa se ha convertido en una sociedad multiétnica casi sin darse cuenta. Eso opina el periodista estadounidense Christopher Caldwell, quien acaba de publicar una interesante monografía sobre el racismo en el Viejo Continente.

Los inmigrantes, nos advierte, representan ya un 10% de la población en la mayoría de los países europeos y hasta un 30% en algunas grandes metrópolis. Queridos únicamente como mano de obra barata, muchos de ellos tienen graves problemas de adaptación.

Es el caso de la inmensa mayoría de inmigrantes musulmanes –el 50% de los que llegan a Europa cada año lo son– que, por supuesto, han traído consigo su fe y sus costumbres. Costumbres que, más allá de los minaretes, provocan un inmediato rechazo social.

Fuente: elperiodicodearagon.com