Sigue la Revolución en México

¡Que continúe esta felicidad que me mantiene vivo, porque Rosa Alicia está conmigo! La inscripción del bautizo de José María Morelos y Pavón en el sagrario de la catedral de Valladolid como legítimo hijo de españoles obedecía a la costumbre de no exponerse a las discriminaciones imperantes.

En el paisaje étnico de entonces de la Nueva España se separaban grupos diferentes: a los españoles y extranjeros, a los mestizos, y a los indios y a los negros. Los primeros gozaban de privilegios sociales, y por ello los mestizos, sangre española e indígena, con tez aperlada o tendiente a oscura, y los criollos con rasgos del mismo tipo, pero con piel clara, procuraban ser considerados y documentados como españoles, como europeos de América.

En ese cuadro los españoles, europeos de Europa o por lo menos europeos de América, podían aspirar a formar entre los influyentes: obispos, oficiales del Ejército, hacendados, sacerdotes, maestros.

Fuente: elporvenir.com.mx