Semilla de la xenofobia cala en la realidad española

Diez años después de oleada racista de El Ejido, la situación de este pueblo apenas ha cambiado. Otras muchas localidades se encuentran en la misma situación: inmigrantes hacinados, explotados y ubicados en guetos, que conviven con españoles con una situación laboral cada vez más frágil. Un cocktail explosivo del que algunos partidos sacan tajada.

En los últimos meses los estereotipos contra la inmigración han vuelto a salir a la palestra. La crisis, las cifras récord de desempleo y en definitiva la compleja situación económica que sufre España, construyen un escenario idóneo para amparar ideas xenófobas.

Según el diccionario de la RAE, racismo significa: Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros.2. Doctrina antropológica o política basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecución de un grupo étnico considerado como inferior.

Ambas definiciones se plasman en parte de la realidad española. En los últimos años se han formado determinados partidos políticos con la excusa de defender programas xenófobos.

Fuente: nuevatribuna.es