Juegos e imperialismo

CULTURA E IMPERIALISMO ES EL tratado de Edward Said sobre el papel de la literatura occidental en la naturalización de racismo y colonialismo, así como de reacciones desde las colonias.

Observando juguetes diseñados para que niños y niñas dramaticen diversas aventuras originales de televisión y cine, me dije que quizás nos hacía falta una obra comparable sobre la función de los juegos contemporáneos. Hablo de esos muñequitos de un plástico acariciable, que miden entre 5 y 12cm, albergados en espacios cómodos, llenos de electrodomésticos, animales, instrumentos y vehículos que cambian de acuerdo con la aventura representada. Compañías como Playmobile producen juegos para niños y niñas de 3 a 5 años, y Schleich, para los de 6 a 12, con un realismo y detalle quizá pensados para que mamás y papás también quieran comprar las representaciones de todos los guiones posibles.

Me llamaron la atención las variaciones de Born Free, la historia sobre la leoncita criada por científicos occidentales, que pasan por el dolor de enseñarla a vivir por fuera del laboratorio que construyeron en la sabana africana.

Fuente: elespectador.com