Comunidad de Estados Latinoamericanos

Desde el momento en que los invasores mostraron su rapacidad, encontramos fuertes resistencias a lo largo del continente, entre las que destacan la Chichimecatl en México y la Mapuche en Chile, que jamás fueron derrotadas por los conquistadores a pesar de sus arcabuces y cañones, anulados con la autóctona guerra de guerrillas.

Inclusive dos de los más renombrados capitanes españoles encontraron la muerte al intentar subyugarlos: Pedro de Alvarado frente a Tenamaztle, Gran Tlatoani de Nochistlán dentro de la guerra chichimecatl del Mixton, México, 1541; y Pedro de Valdivia frente a Lautaro, Gran Toqui de la guerra mapuche, en la batalla de Tucapel en la Araucania, Chile, 1553.

Al inicio de la colonia sólo había dos razas: la de los naturales americanos y la de los invasores europeos. Con el transcurso del tiempo se va concentrando una presión política cada vez más tensa al aparecer y desarrollarse tres clases más: la de los criollos (hijos de los europeos pero nacidos en América) que se sienten cada vez menos españoles y más dolidos por el hecho de que los peninsulares (europeos nacidos en la península ibérica) acapararan los altos puestos; la de los mestizos (que como hijos de madre indígena generalmente no son reconocidos por sus padres españoles) deseosos de salir de la condición servil; finalmente, la raza negra traída para sustituir a los aborígenes exterminados en las zonas tropicales.

Fuente: lja.mx