Racismo omnipresente

El racismo sigue omnipresente en el mundo, a pesar de no tener fundamento alguno para su existencia. Hace poco, un equipo integrado por los profesores Luca Cavalli-Sforza, Paolo Menozi y Alberto Piazza publicó la obra titulada «The History and Geography of Human Genes», en la que niegan una presunta base científica del racismo.

A través de técnicas desarrolladas por la Genética de Poblaciones, han llegado a la innegable conclusión de que no hay asientos positivos que permitan clasificar a los seres humanos en razas: El análisis de los árboles filogenéticos, de los polimorfismos nucleares y del ADN mitocondrial, proponen un nuevo escenario en donde el concepto de raza es irrelevante e incluso inexistente. Mas aun, la diversidad bioquímica, genética y sanguínea entre individuos que se suponen de una misma “raza” es incluso mayor que la hallada entre “razas” diferentes.

Sin embargo, por manifestaciones recientes, entre ellas, la ley racista SB 1070 en el estado de Arizona por la gobernadora republicana Jan Brewer, tal parece que aún dominaran las teorías de 1853 de Joseph Arthur conde de Gobineau, plasmadas en el célebre ensayo sobre la «Desigualdad de las Razas Humanas».

Fuente: elmundo.com