Identidad, alteridad y racismo

Articular una identidad implica necesariamente hacer referencia a la alteridad, incluso por omisión. La identidad funciona por alteridad. En tanto me diferencio de otros. Identidad y alteridad son fenómenos sociales en permanente tensión. La identidad es una serie de coincidencias que puede ostentar una sociedad o un Estado.

Coincidencias o “filias” que se han ido configurando en el tiempo. Los historiadores nacionales han tenido un gran interés sobre ellas; también los latinoamericanistas, europeístas y africanistas. La alteridad tiene que ver con las diferencias. Con el otro. Con lo desconocido. También con los miedos. Con las “fobias”.

Articular una identidad implica necesariamente hacer referencia a la alteridad, incluso por omisión. La identidad funciona por alteridad. En tanto me diferencio de otros.

La identidad gana interés con la “mundialización”. Ha comenzado a ser de cobertura planetaria. Por oposición, lo nacional, lo regional y local se transforma en alteridad y ésta en identidad en relación con iguales o menores, respectivamente. Y así sucesivamente.

Fuente: lanacion.cl