Racismo al alza en EU

Un grupo sin firmantes que se hace llamar “Ciudadanos preocupados por Estados Unidos” envió a las agencias de seguridad del estado de Utah un documento con los datos de mil 300 supuestos indocumentados. La lista de personas —en su mayoría de origen latino— incluye nombres, teléfonos, direcciones y fechas de nacimiento.

El objetivo: deportarlos a todos. Este acto inédito demuestra cuánto ha crecido el odio contra los mexicanos en aquel país. Preocupa porque frente a estas acciones no se ven respuestas de gobiernos y organizaciones para contener la xenofobia.

Por desgracia tal vez nos hemos percatado de este odio desbordado demasiado tarde. Hace un mes un agente de la patrulla fronteriza de Texas asesinó de un balazo al juarense Sergio Adrián Hernández Güereca, de 15 años. Dos semanas antes Anastasio Hernández Rojas, indocumentado mexicano de 42 años de edad, padre de cinco hijos, fue asesinado por una golpiza de la Patrulla Fronteriza de California. Ambos sucesos fueron precedidos por la Ley Arizona que criminaliza a los migrantes indocumentados.

Fuente: eluniversal.com.mx