Haitianos recibidos en México lidian con idioma, trabajo y racismo

Llegaron a México por aire y por mar con visas humanitarias después del terremoto de Haití. Seis meses después de la tragedia, muchos lidian ahora en México con el idioma, el desempleo y la discriminación. Sin embargo, la marcha atrás no está en sus planes. “Sólo volvería a Haití para buscar a mi familia y traerla a México”, dice “Garry”, un ex guardia de seguridad de 29 años que no quiere dar su verdadero nombre y llegó el 2 de marzo en un avión militar con otros 68 haitianos.

Apenas habla español y está sin empleo. Su mujer y sus tres hijos pequeños siguen en Puerto Príncipe y, aunque obtuvieron permiso de residir en México, “Garry” no tiene dinero para pagarles el pasaje.

En la capital haitiana trabajaba en el área de seguridad de la terminal petrolera de la distribuidora Dinasa en Thor. Al llegar a México se empleó poco tiempo como ayudante de cocina en un restaurante hasta que se rompió un brazo entre los empellones del metro de la Ciudad de México.

“Aquí en México, nada más la cocina contrata haitianos. No entiendo por qué no en otras áreas, porque muchos tienen capacidad”, relató a dpa.

Fuente: elpais.cr