24 de febrero de 1940 – Día de la Bandera

Nuestra Enseña Nacional mexicana es el producto de la evolución y las luchas que ha sostenido nuestro país, en diferentes etapas, por alcanzar su pleno desarrollo como nación.

Es uno de los símbolos de nuestra nacionalidad que convertido en lienzo tricolor nos impulsa a seguir conquistando la libertad, la democracia y la justicia.

Poco a poco se ha concretizado en el lábaro patrio nuestra realidad, conjuntando los elementos tradicionales e históricos en sus colores y en su escudo.

Fue Iturbide quien ordenó, el 02 de noviembre de 1821, el orden de los colores y la posición vertical de éstos.

El 05 de enero de 1822, el mismo Iturbide determinó que los colores de la Bandera fueran por siempre el verde, el blanco y el rojo.

En el zócalo capitalino todos los días se iza una enorme bandera a las 6 a.m., y se arría a las 6p.m., en sendas y solemnes ceremonias que atraen a los transeúntes, deteniéndose a rendir homenaje a nuestra enseña nacional.

En todos los edificios públicos de México, incluidas nuestras embajadas y consulados en el extranjero, también debe izarse la bandera todos los días.

La Bandera se iza a toda asta cuando se trata de celebrar fechas de importantes acontecimientos históricos en la vida nacional y, a media asta, en las conmemoraciones luctuosas.

Durante el gobierno del general Lázaro Cárdenas se instituyó el día de la Bandera.

Fuente: redescolar.ilce.edu.mx