Día de la Santa Cruz una tradición en Puebla

Albañiles, alarifes, constructores, maestros, mediacuchara y demás involucrados en el proceso de construcción se engalanan y tiran la casa por la ventana para no dejar pasar de largo este, su día.

Esta tradición data de la época colonial, supuestamente la edificación de las principales joyas arquitectónicas a lo largo y ancho de nuestro país (México), además de gran cantidad de mano de obra, requería extremo valor y en muchas ocasiones sacrificio, ya que la falta de implementos de seguridad provocaba accidentes fatales entre los constructores.

De acuerdo al arqueólogo Eduardo Merlo Juárez, la costumbre de colocar cruces en las construcciones comenzó precisamente en la época de la colonia, cuando las muertes de los trabajadores (principalmente indígenas y mestizos) eran tan numerosas que los frailes y sacerdotes evangelizadores ya no se podían dar abasto para atenderlos en sus últimos momentos, por lo tanto sugirieron colocar cruces a fin de que una de las últimas imágenes que vieran los accidentados fueran precisamente esas cruces, símbolo de redención y salvación.

En Puebla como en el resto de la república el 3 de mayo en las “obras” se colocan las cruces y se organiza una comilona que incluye platillos variados entre los que no pueden faltar las carnitas, mole, chicharrón y por supuesto el pulque y la cerveza.

Fuente: periodicodigital.com.mx