Hallan en genes causas de males de mexicanos mestizos

Los mexicanos enfrentan un gran riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares, ya que genéticamente tienen predisposición a desarrollar este tipo de padecimientos.
Gerardo Jiménez Sánchez, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica de México, señaló que de acuerdo con los últimos análisis del genoma de los mexicanos elaborados la institución, se ha detectado que en 29% de los sujetos estudiados existe una alteración en una de las secuencias genéticas que enfatizan este problema.

Este hallazgo, recalcó, es de gran importancia, puesto que permitirá desarrollar otro tipo de medicina social, “más individualizada, más predictiva y preventiva”, para combatir este tipo de males.

El investigador señaló que hasta hace poco no existía información puntual sobre las características genéticas de cada grupo poblacional. Ahora todos los países deben enfocar sus esfuerzos de investigación en encontrar esa relación entre un gen o una secuencia alterada y las enfermedades que más aquejan a su gente para atacar el problema de manera más puntual, agregó.

En México, actualmente se analiza el mapa genómico de los mestizos mexicanos a fin de estudiar los genes relacionados con la hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes mellitus y la cirrosis, entre otras enfermedades.

Para el estudio se consideran muestras de varios estados estratégicamente ubicados, al norte, sur, centro, este y oeste del país.

Al participar en el cuarto Seminario sobre Periodismo Científico para la Salud, organizado por el Instituto de las Américas, la fundación Jack F. Ealy y Merck Sharp & Dohme, el investigador explicó que tener esa información beneficia al paciente, ya que al saber que tiene alguna predisposición a un problema puede modificar a tiempo su estilo de vida.

Asimismo, la industria farmacéutica y la comunidad médica pueden desarrollar tratamientos específicos, mientras que los encargados en el gobierno pueden tomar decisiones importantes en el diseño de políticas de salud pública.

Inversión estratégica

Jiménez Sánchez aseguró que en el caso de México para el mes de noviembre se podrá tener el primer borrador del mapa genómico del mexicano mestizo, pero alertó que se requiere mantener una inversión de alrededor de 200 millones de pesos en los próximos cinco años para mantener este desarrollo.

“Se trata de una inversión estratégica para ir combatiendo las enfermedades más comunes, crónicas e incapacitantes con alto costo social y financiero” explicó el investigador, y cada población tendrá la obligación de desarrollar su propia medicina genómica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), refirió, invertir en tecnología y políticas de salud a tiempo disminuye la brecha entre ricos y pobres a través del mejoramiento de la salud.

Mientras no se dé prioridad a este rubro, será difícil avanzar. En México, acotó, existe plena disposición del gobierno para invertir en el desarrollo de la medicina genómica, “el limitante más grave en este momento es la imperante necesidad de recursos humanos de alto nivel”.

Fuente: eluniversal.com.mx