Sociedad argentina y la discriminación

La exclusión social, las trabas a discapacitados, el antisemitismo y la xenofobia a extranjeros figuran entre las más preocupantes situaciones de intolerancia. Recomiendan educar para no discriminar.

Pintadas antisemitas, imposibilidad de conseguir trabajo por ser gordo o petiso, agresiones verbales por tener tez oscura, por diferencia de sexo o ser de otra nacionalidad. En los últimos días varios hechos de este tipo fueron noticia en los medios de comunicación.

Aunque transitamos, con algunos problemas y vaivenes, más de veinte años de democracia ininterrumpidos, la intolerancia aún se cuela en algunas instituciones, en grupos que se empecinan en no respetar al otro.

¿Somos entonces, una sociedad que discrimina, o se trata de casos aislados que recrudecieron en este último tiempo? El médico y psicoanalista José Eduardo Abadi, en diálogo con La Prensa, coincide en que hay situaciones de discriminación, pero mientras algunas son apenas agujas en un pajar, otras se han convertido en preocupantes y se manifiestan en la exclusión social.

‘‘Respecto de la religión, diría que en términos generales no hay discriminación’’, explica el profesional. ‘‘Más allá de los brotes esporádicos de algunas mentes anacrónicas, hay una buena integración. Por lo general, la Argentina ha recibido bien a las colectividades y las ha integrado en su geografía humana.’’

Al referirse a la aparición de pintadas antisemitas, el psicoanalista menciona que ‘‘ha sido un brote que ha tenido lugar últimamente, pero no debemos suponer que esto es la columna vertebral de la sociedad, sino que son núcleos pequeños, reducidos, anacrónicos, violentos y que no definen el marco espiritual de la sociedad en su conjunto’’.

Para Víctor Ramos, titular de la ONG internacional SOS Discriminación, en tanto, ‘‘el hombre siempre tiende a discriminar por miedo al otro, miedo a lo desconocido. Es algo propio de los humanos, no de la sociedad argentina’’.

Cifras de la intolerancia

Estas son las estadísticas de denuncias por discriminación que recibió el Inadi en el año 2005.

– Discapacidad: 21%
– Etnicidad: 18%
– Político-ideológico: 16%
– Enfermedad: 11%
– Religión: 7%
– Económico-social: 5%
– Diversidad sexual: 4%
– Género: 3%
– Etaria: 3%
– Otros: 12%

Fuente: laprensa.com.ar