Lucha en Oaxaca es también contra el racismo

La lucha del movimiento social de Oaxaca no sólo tiene tintes de ser una batalla contra el gobierno, sino también contra el racismo, señaló el investigador universitario Stefan Gandler, quien consideró muy grave que el conflicto no se desarrolle de manera productiva sino destructiva, como algunos indicios sugieren que va a suceder.

El catedrático participó en el Coloquio El mundo del siglo XXI visto desde la crítica de la economía política, en donde Víctor Flores Olea planteó que el capitalismo está condenado históricamente, pero “probablemente nos dé la vuelta en la esquina”, porque un cambio real se lleva tiempo, ya que no implica solamente modificaciones en el poder o en el manejo de los instrumentos de producción, sino también transformaciones muy profundas en el ámbito cultural y hasta de orden sicológico, que incluso tienen que ver con el tema de la discriminación y el racismo.

Agregó que pese a que se dieran cambios de poder, las reivindicaciones seguirían en el nuevo sistema. Por ello, sostuvo que probablemente no haya un horizonte de fin previsto para la lucha humana por su liberación.

El término del sistema capitalista de producción será un paso adelante en la historia de la liberación de la sociedad, pero proseguirán las luchas y esto debe verse con un sentido profundamente democrático, enfatizó.

Fuente: La Jornada