Partido de fútbol suspendido diez minutos por racismo

Ocho aficionados serbios fueron detenidos, el pasado sábado, por racismo e intolerancia en el partido que disputaron el Borac Cacak y el Vozdovac de Belgrado de la primera división de ese país, que tuvo que ser suspendido durante diez minutos, en la primera parte, por ese motivo.
Los aficionados del Borac insultaron reiteradamente al jugador de Zimbabue Mike Tawmanyera y a su familia.

“Ocho aficionados fueron detenidos y acusados de racismo e intolerancia, mientras que otros 29 fueron puestos en libertad tras prestar declaración por diversos incidentes en un partido de fútbol” dijo la policía serbia a la agencia de noticias Beta.

Los aficionados iban con capirotes blancos con el emblema del Ku Klux Klan y portaban pancartas con lemas ofensivos. También hicieron en múltiples ocasiones el saludo nazi, por lo que el partido estuvo suspendido durante diez minutos, en la primera mitad, para que la policía pudiera intervenir y detener a los implicados.

Fuente: EFE