Ascenso de xenofobia y racismo en Rusia

Organizaciones de derechos humanos de Rusia alertaron hoy sobre un incremento del número de víctimas por agresiones con tintes nacionalistas, racistas y xenófobos.

En lo que va de año murieron 39 personas y unas 300 recibieron heridas con distintos grados de gravedad, según estadísticas extraoficiales.

La geografía de estos ataques se amplía lamentablemente y crece la cifra de asesinatos, comentó a la prensa la vicedirectora del Centro de Análisis “Sova”, Galina Kozhevnikova.

En su opinión, los llamados cabezas rapadas (skinhead) son responsables de la mayoría de estos actos violentos contra extranjeros, oriundos del Cáucaso y de las repúblicas asiáticas ex soviéticas.

También entre las víctimas figuran otros estamentos sociales de la población rusa comprendidos en las denominadas subculturas urbanas y los homosexuales.

Por el activismo de los skinhead sobresalen las ciudades de Moscú y San Petersburgo, aunque estos hechos se registran con frecuencia en 34 regiones de la Federación, indicó Kozhevnikova a la agencia Interfax.

Como resultado de agresiones racistas en la capital fallecieron 28 personas de enero a la fecha y 149 resultaron lesionadas.

En San Petersburgo, segunda urbe más importante del país, se perpetraron cinco asesinatos con un saldo de 27 heridos, según el centro “Sova”.

La misma fuente asegura que en 2005 cerca de 400 personas fueron blancos de ataques racistas con 37 muertos.

Otra arista del problema denunciada por activistas sociales tiene que ver con la flexibilidad de la justicia para castigar estos hechos, que en su mayoría quedan impunes y las condenas se reducen a multas por “delitos de gamberrismo”.

Fuente: prensalatina.com.mx