Longoria muestra su racismo

En el capítulo cuatro de la tercera temporada de Desperate housewives, Eva Longoria volvió a caer en la polémica, cuando se refirió de forma despectiva a los mexicanos.

En un episodio de la serie, durante un pleito de su personaje Gabrielle con su esposo Carlos Solís, quien intenta por la fuerza abrir su casa; ella llama a la policía diciendo que hay un intruso que quiere entrar a su hogar y termina el dialogo: “les dice que vengan armados, creo que es mexicano”.

En diciembre del año pasado se reportó que Longoria, junto a su novio Tony Parker, fueron multados por impedir el tránsito y no presentar una licencia para conducir de Texas. Cuando el agente se enfrentó con la actriz, según él, ella contestó: “Sólo es un policía de bicicleta mexicano. Sólo quiere tu autógrafo”.

Longoria comentó que nunca ha hecho comentarios racistas.

Fuente: Eluniversal.com.mx