Cadena perpetua a hispanos por racismo

Tres pandilleros hispanos fueron sentenciados a cadena perpetua sin la posibilidad de obtener la libertad condicional, por recurrir al asesinato y a otros actos violentos a fin de intimidar a los habitantes negros de su vecindario.

Los fiscales federales habían acusado a Gilbert Saldaña, Alejandro Martínez y Fernando Cazares de agredir a varios negros en la comunidad de Highland Park, predominantemente hispana, al este de Los Angeles.

Un jurado determinó que los tres acusados eran culpables de varios actos violentos, incluidos los asesinatos a tiros de dos negros en 1999 y el 2000.

Las autoridades informaron que éste fue uno de los primeros casos relevantes en que el Departamento de Justicia ha castigado a una pandilla callejera con leyes empleadas habitualmente para procesar a grupos supremacistas blancos.

Fuente: Univision.com