Resultados de estudio sobre el racismo en Guatemala

El Estado se reconoce como racista y acepta que debe crear una política de igualdad.

“El costo económico de la discriminación étnico-racial para el país ascendió en 2003 a casi Q6,500 millones, aproximadamente el 3.3 por ciento del Producto Interno Bruto, lo cual implicó un retraso del crecimiento económico en un 0.83 por ciento”. Este es uno de los datos que figuran en la investigación sobre el racismo y la discriminación racial en el país. Informe sobre el cual se basó la política pública presentada la semana pasada por el Ejecutivo sobre este tema.

Según los resultados del estudio, el impacto económico de la discriminación afecta a las personas de las familias indígenas, al mercado, a las empresas y al Estado.

La discriminación económica de tinte étnico-racial, la desigualdad étnica, de género y social, contribuyen a la pobreza. Se concluye que el Estado guatemalteco es discriminatorio y contribuye a mantener y profundizar la brecha entre indígenas y ladinos.

Fuente: elperiodico.com.gt