Británicos promoverán leyes contra el racismo

Las autoridades británicas pretenden reforzar las leyes contra la intolerancia racial y religiosa para evitar la impunidad de acciones racistas.

John Reid y Gordon Brown, ministros del Interior y Economía respectivamente, anunciaron futuros ajustes a la legislación vigente, luego de que un tribunal exonerara a los ultraderechista Nick Griffin y Mack Collet de cargos por incitación al odio.

Ambos acusados, miembros del Partido Nacionalista Británico (BNP), escapan por segunda vez de la justicia, a pesar de sus pronunciamientos xenófobos.

Sin embargo, el ministro de Justicia, Peter Falconer, reconoció que los cuestionados comentarios sí ofendieron a la población de origen musulmán, a quienes las leyes deberían proteger del odio por motivos religiosos.

Las autoridades británicas detuvieron a Griffin en diciembre de 2004, tras la difusión de un programa de la BBC en el cual calificó al Islam de una “fe malvada y viciosa”.

Durante el mismo programa, Collet manifestó que deseaba volar mezquitas con lanzagranadas y ametrallar a los creyentes musulmanes con un millón de balas.

Tales afirmaciones cuentan con la aceptación de una parte de la población, pues en abril de este año el diario londinense The Guardian publicó que el número de adeptos del BNP aumentaba a medida que disminuía el apoyo al laborismo.

Fuente: Prensa Latina