OEA condena a Brasil por no castigar racismo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA) condenó a Brasil por no investigar ni castigar un delito de discriminación racial, informó el diario Folha de Sao Paulo.

Según el organismo internacional, que por primera vez condena a un país sudamericano por ese tipo de delito, el Estado brasileño violó artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos y de la Convención Racial, al permitir que un caso de racismo fuese archivado sin la apertura de una acción penal.

Al archivar la denuncia hecha por una empleada doméstica, quien dijo haber sido rechazada para un empleo por ser negra, el Estado brasileño “falló al no cumplir su obligación” de garantizar la investigación de un caso de racismo, indica el relatorio de la comisión.

Asimismo, la comisión estipula que Brasil reconozca públicamente la violación de los derechos de la denunciante, le pague una indemnización cuyo valor todavía no fue estipulado, le brinde apoyo financiero para que realice un curso superior y promueva la reapertura de las investigaciones.

La sanción fue divulgada más de ocho años después de que el caso fuera archivado por la justicia de Sao Paulo, a pedido del Ministerio Público.

Para los órganos de justicia brasileños, la empleada doméstica de 28 años no fue víctima de discriminación, aun cuando no quepan dudas de que fue descartada del empleo por ser negra.

El 2 de marzo de 1997 la denunciante respondió por teléfono a un anuncio publicado en un diario en que se solicitaba una empleada doméstica “preferentemente blanca”. Al informar de su color, la empleada fue rechazada por no cumplir con los requisitos.

Enseguida recurrió a la subcomisión del Negro y Asuntos de Disriminación de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB, máximo órgano de representación de estos profesionales), donde se inició una campaña que llegó a reunir más de 100 entidades de clase, de derechos humanos y de defensa de los derechos de los negros.

La autora del anuncio fue interrogada por la policía y confirmó su preferencia por una candidata blanca, alegando que una ex empleada suya negra había maltratado a sus hijos.

Fuente: prensa.com