Denuncian racismo en el sistema de salud de Bolivia

Una seria y delicada denuncia es la que acaba de hacer pública un profesional de la salud de nacionalidad boliviana, se trata del Dr. Benjamín A. Chambi Sumi, Ph.D. en Ciencias Médicas a Nivel Científico Microcirujano Plástico y de Reconstrucción en Cirugía Cardio-Vascular, quien asegura que viene siendo objeto de discriminación racial en los diferentes niveles jerárquicos del sistema estatal de salud de Bolivia, vulnerando de manera escandalosa, prepotente y abusiva sus Derechos Humanos.

“Para vuestra información, desde mi retorno al país a finales del 2002, después de mis estudios en la Federación Rusa, agote todas las instancias para poder servir a mi país en la especialidad que tengo. En todos los casos fui “rechazado” por mi origen, lo cual demuestra que el sistema de salud de Bolivia esta fuertemente impregnado con prejuicios raciales, incluso desde las esferas superiores como el Ministerio de Salud, Caja Nacional de Seguro, Caja Petrolera de Salud, así como también en los diferentes centros hospitalarios y otros”, revela el profesional.

Añade que, incluso, sobrepasando todo tipo de límites, se han tomado la libertad de difamarlo, aunque este gobierno, con el “cambio que siempre ha expresado” en que ya no existirá ninguna Discriminación Racial y ninguna clase de marginación social, a llegado al extremo de atropellar sus Derechos y discriminarlo racialmente a través de la persona de la Dra. Nila Heredia quien actualmente funge como Ministra de Salud de Bolivia, sin que nadie -hasta la fecha- se preocupe por atender su denuncia.

“En este sentido, presenté la denuncia correspondiente al Poder Ejecutivo, del actual gobierno presidido por el Presidente de Bolivia Evo Morales Ayma, el cual hasta la fecha no dio respuesta alguna a mi legítimo reclamo. Esta solicitud tiene como base legal la Constitución Política del Estado, Convención Internacional Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial la Convención Americana de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, que promueven los derechos al trabajo, una remuneración justa y prohibición de toda forma de discriminación”, recalcó el afectado.

Fuente: peruprensa.org