Llega a San Ildelfonso muestra de arte virreinal

El 15 de febrero llega al recinto mexicano, que cumple tres lustros como espacio museístico.

Los “tesoros” se transformaron en “revelaciones” para enmarcar la exposición itinerante más grande de arte virreinal, de alrededor de 250 piezas provenientes de 13 países, que será inaugurada el 15 de febrero en el antiguo Colegio de San Ildefonso (Justo Sierra 16, Centro Histórico), que este año cumple tres lustros como recinto museístico.

Después de su debut el 20 de septiembre en el Museo de Arte de Filadelfia (PMA, por sus siglas en inglés), donde estuvo hasta el 31 de diciembre, la muestra Tesoros: las artes en Latinoamérica, 1492-1820 se encamina hacia México, donde se exhibirá bajo el nombre de Revelaciones: las artes en América Latina 1492-1820.

Luego prescindirá de los terminos “tesoros” y “revelaciones” para su exhibición veraniega en el Museo del Condado de Los Angeles (Lacma, por sus siglas en inglés).

Organizada por el PMA, en colaboración con San Ildefonso, el Lacma y la Fundación Televisa como el principal patrocinador, la relevancia de la exposición es que ofrece una visión panamericana de un legado alguna vez negado.

Esta presentación “ambiciosa” del arte creado en los virreinatos españoles de la Nueva España (México y Centroamérica), Perú (ahora EcuadorVenezuelaUruguayParaguayColombia,Bolivia, Perú, y parte de Chile y Argentina) y la colonia portuguesa de Brasil es la primera muestra que “se desentiende” de los límites nacionales impuestos a principios del siglo XIX. También incluye obras de Cuba y Puerto Rico.

Explora, en cambio, las diferencias y coincidencias artísticas de la Latinoamérica colonial en un contexto nuevo y sintético.

De la Conquista a la Independencia

La exposición está compuesta de pintura, escultura, arte plumario, muebles con incrustraciones de concha, objetos en oro y plata, y cerámica y textiles realizados desde la llegada de Cristóbal Colónal continente hasta el surgimiento de los movimientos nacionales independientes.

También incluye manuscritos y mapas que ilustran cómo el contacto temprano entre los europeos y las poblaciones indígenas creó una crisis de identidad y autorrepresentación en el continente, que a la larga condujo a una nueva cultura, nacida de una mezcla de energías creativas, expresadas con seguridad en las artes.

Muchos objetos son obra de artistas indígenas, mestizos y europeos, cuyos nombres quedaron en el anonimato, pero se imponen otros, como Cristóbal de Villalpando, Miguel Cabrera y Alonso Rodríguez Juárez.

Fuente: La jornada