Aberrante caso de discriminación en boda

Tres parejas belgas de la región de Flandes que tenían fecha para casarse ayer postergaron a último momento la unión porque no quisieron que un funcionario negro oficie la ceremonia.

El alcalde -socialista- destacó que antes de enero pasado ya se sabía que Wouter Van Bellingen, del partido de izquierda ‘Spirit’, sería asesor estatal para gestiones de este tipo, indica un cable de la agencia de noticias Ansa.

Willockx dijo sentirse “shockeado” por los rechazos al explicar que “este asesor es un hombre perfectamente integrado a nuestra comunidad local”.

En tanto, el asesor discriminado se mostró convencido de que estos tres casos son aislados: “la gente está contenta con mi nombramiento”, dijo, aunque admitió que “el racismo es una realidad”.

Fuente: infobae.com