Legislar para evitar un mal uso de la medicina genómica

El ejercicio y la investigación de la medicina genómica en México se encuentran en el limbo jurídico, por lo que urge que se legisle para garantizar la confidencialidad, evitar la discriminación y asegurar la equidad en las nuevas formas terapéuticas con base en los avances de la información genética, advirtió Gerardo Jiménez Sánchez, director del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen). Aseguró que México es líder en América Latina en el estudio del genoma.

Explicó que la primera fase del mapa genómico de los mestizos mexicanos ya fue concluida, para lo cual se recabaron muestras sanguíneas de pobladores de cinco estados, entre ellos Veracruz, y los resultados se harán públicos en julio.

Respecto al mapa genómico de los mestizos mexicanos, detalló que la primera etapa consistió en levantar un muestreo de material sanguíneo entre habitantes de los estados de Sonora, Veracruz, Guanajuato, Yucatán, Guerrero y Zacatecas, el cual será la base de la fotografía genética de los habitantes de este país. “Sólo en 2006 se leyeron 200 millones de polimorfismos de un nucleido en dicho proyecto”.

Al igual que la medicina genómica es una realidad científica, también es una necesidad básica llegar a un marco legal que elimine el limbo jurídico para ejercerla y evitar que la información genética se use en contra de las personas.

“Por ejemplo, si sabemos que un individuo es propenso a determinada enfermedad, habrá un interés absoluto de compañías aseguradoras, de empresas que realizarán contrataciones de personal, de escuelas que analizarán solicitudes de inscripción, entre otros, para tener dicha información, por lo que habrá que evitar la ola de discriminación, como sucedió con la cuestión racial en siglos anteriores.”

Fuente: (www.jornada.unam.mx)