Arzobispado de Granada niega el caso de racismo

El Arzobispado de Granada niega el racismo en el caso denunciado sobre dos jóvenes de la India. El vicario ha explicado en un comunicado que las jóvenes no fueron expulsadas del Convento de la Piedad de Granada porque sólo pueden permanecer en un convento de clausura las extranjeras que ya son religiosas en su país de origen.

Además, les niega incluso su carácter de novicias o postulantes, “dada su escasísima vida conventual”. De esta forma, su actuación se ha limitado a aplicar la normativa de la Iglesia, que establece que ninguna persona extranjera ingrese en un convento o monasterio de clausura, sin antes haber pertenecido como profesas a una congregación religiosa en su país de origen.

Las dos jóvenes llegaron al convento de las dominicas de Huéscar, Diócesis de Guadix, el 28 de enero sin haber tenido una vida conventual previa. A los pocos días mostraron su deseo de no permanecer en el convento y se marcharon a Granada, al Convento de la Piedad, donde conocían a una de las monjas, también de nacionalidad india, matiza el comunicado. Según el Arzobispado, las jóvenes, dada su escasa y breve vida en este convento, no las considera ni siquiera novicias o postulantes.

Fuente: ideal.es