NBA furiosa por un estudio de racismo

El estudio aparecido en el New York Times que habla de posible racismo entre los árbitros de la NBA no ha sentado nada bien a la Liga de baloncesto estadounidense. Para la NBA, el estudio parte de una serie de principios erróneos y contiene datos estadísticos no exentos de fallos.

“La historia está basada en un informe que llega a unas conclusiones completamente erróneas. Estamos muy decepcionados con el periódico por haber publicado la historia de este modo” declaró Joel Litvin, Presidente de Operaciones de baloncesto de la NBA.

El estudio afirma básicamente que los árbitros de raza blanca pitan más faltas personales a jugadores de raza negra en lo que se califica como de prejuicio racial. Como se esperaba, la NBA no se ha quedado de brazos cruzados. Litvin sigue sin entender la falta de rigor del informe: “Les proporcionamos datos de cada una de las 148,000 decisiones arbitrales que seguimos. Les dimos datos, respuestas, y al final decidieron ignorar una buena parte del material que les suministramos. No sé bien el porqué.”

Fuente: marca.com