La medicina actual, sus mafias y nuestro sufrimiento

Durante toda la existencia del ser humano sobre el planeta uno de los aspectos que siempre le han constituido una prioridad es el de contar con una buena salud que le permita realizar a plenitud sus tareas cotidianas durante su vida, para ello el tema de la prevención y curación de las enfermedades ha jugado un papel central como medio para construir una sociedad que sea capaz de afrontar los retos de un desarrollo integral para todos.

Así observamos durante las diferentes etapas de la historia del ser humano como las maneras y formas de practicar las actividades relacionadas con la salud han ido evolucionando hasta lo que hoy conocemos como la medicina y sus sistemas de salud, desde las primeras prácticas de los curanderos, hechiceros, brujos y magos, hasta los postgrados y especialidades de la actualidad.

La historia de la medicina en el mundo está plagada de grandes triunfos pero también de grandes derrotas, en sus inicios los curanderos cualesquiera que fuera su categoría trataban las enfermedades en dos planos: el material y el espiritual, con el paso del tiempo fue apareciendo lo que hoy conocemos como medicina oficial (alópata) que eliminó el aspecto espiritual de los tratamientos de las enfermedades sin que a la fecha conozcamos con precisión porque lo hicieron.

Bueno el caso es que conforme fueron pasando los siglos se fueron creando alrededor de la salud y la medicina, una serie de grupos que fueron controlando todos los procesos en complicidad con los grupos de poder, ya que el sector representaba y representa un filón importante del control de la sociedad; así vimos como se llegó al oscurantismo y a la persecución de quienes opinaban y practicaban formas alternas para la curación, todos queremos olvidar los tiempos negros de la edad media, todos recordamos con horror como para aliviar a los enfermos los médicos oficiales de un segmento de la historia, nos relatan con crudeza como sometían a sus pacientes a las crueles y bárbaras “sangrías” que en lugar de aliviar, disminuían y ponían en un estado de más indefensión a los enfermos.

También se pueden observar logros temporales y medianos como las vacunas, y la aparición de la penicilina así como de la insulina, pero el asunto es que estos logros como la inmensa mayoría de la medicina alópata, siempre llevan aparejados los nefastos “efectos secundarios”, por lo que generalmente alivian de un problema causando otros.

Hoy en día el asunto se ha vuelto una “como una especie de maldición”, porque enfermedades que se suponía que ya se habían erradicado vuelven con más virulencia, ni que decir de las nuevas que están apareciendo y los sistemas de salud “oficiales” nomás se que no pueden, ni van a poder con el paquete, razones aquí les van algunas:

1.- Existe un control mundial de los procesos de la medicina oficial por los grupos económicos y de poder.
2.- El médico que consultamos es el último eslabón de estas grandes mafias, quien fue formado para practicar una medicina que no tiene muchas opciones a pesar del los avances tecnológicos en el sector.
3.- Los laboratorios donde se investigan los nuevos tratamientos están fuertemente vinculados y controlados por los grandes capitales y grupos de poder.
4.- Los sistemas públicos de salud están sometidos al poder de las mafias internacionales de la medicina alópata.
5.- Nada más hay que solicitar de acuerdo a la ley de acceso y transparencia a la información los contratos de los proveedores de medicamentos a los sistemas oficiales de salud, y vamos a ver brotar como cataratas la corrupción y la podredumbre que los envuelve.
6.- Existe una campaña permanente y simulada desde el aparato oficial contra otras formas de curar.
7.- El juramento de Hipócrates se ha convertido en “un juramento de hipócritas”.

Podemos seguir enumerando una serie muy larga de razones pero con las mencionadas basta para darnos una idea de lo que nos espera cuando nos enfrentamos a un problema de salud.

Aún contra todos los obstáculos, actualmente la Medicina Alternativa en todas sus vertientes se sigue abriendo paso sobre el “Frankestein Alópata” que hemos visto hacer de la suyas, ya que con resultados contundentes “le siguen matando el pollo” a los tratamientos de barbarie que todavía en muchos casos siguen recetando los alópatas, y es que mientras los alópatas no entiendan que el origen de una enfermedad es el resultado de “una violación al orden cósmico”, siempre se van a estar orinando fuera de la bacinilla, porque estarán tratando la enfermedad en sus efectos, nunca en sus verdaderas causas, o sea parcialmente.¿No les parece lógico que en la medida que hemos dañado al planeta y su ecología, se han venido aumentando las enfermedades?, claro porque un planeta enfermo no pude mantener seres sanos.

De los costos de la medicina alópata, mejor ni hablamos porque comparada con la alternativa, están en el mejor de los casos un 90% más caros, pero en la gran mayoría son estratosféricos, por eso el gran botín que la salud representa a nivel nacional y mundial ha originado que tengamos a La Bestia con el control de éste sector, un dato para que tengamos una idea del tamaño, los estadounidenses gastan en salud mas de 500 mil millones de dólares al año.

Pero la buena noticia es que esta cerca el fin de este imperio de horror y crueldad, las profecías mayas nos recuerdan que en este “tiempo del no tiempo” se pondrán al descubierto todas las maldades que le aquejan a la humanidad, y veremos resurgir un nuevo orden, que en el caso de la medicina se volverá verdaderamente humana y fraternal, los signos, he aquí algunos:

1.- Siguen apareciendo médicos y tratamientos alternativos que curan sin dañar otros sistemas y procesos del cuerpo humano.
2.- Se viene recuperando el tratamiento de enfermedades en los planos material y espiritual.
3.- Los métodos alternativos para curar enfermedades como el cáncer y la diabetes, siguen ganando adeptos porque sus resultados los avalan como más humanitarios y económicos, ahí están las persona que se han curado con los tés de hierbas, la carne de víbora de cascabel, el germanium entre otros para el caso del cáncer y el agua alotropizada para el caso de la diabetes. Ante éstos resultados las quimios, y radiaciones se ven como actos de barbarie tipo las sangrías de la antigüedad.
4.- Se viene descubriendo con más fuerza los actos de corrupción y deshonestidad en los sistemas públicos de salud de las naciones, que más temprano que tarde los transformarán en centros integrales de salud en todos los planos en que ésta actúa.
5.- Hoy ya no pegan las campañas malévolas contra las nuevas formas de curación.
6.- La gran mayoría de los seres humanos producto del sufrimiento de las enfermedades se tornan cada vez más espirituales, tomando conciencia de que hay que resolver primero el problema de violación al orden cósmico (karma), para que la enfermedad se pueda curar en el plano físico.
7.- Ya están curando en muchos lugares del planeta médicos alternativos que son seres avanzados que promueven el nuevo orden, que afortunadamente ya está muy cerca.

Por lo anterior es importante que todos desertemos nuestra conciencia lo más pronto posible para que de una vez por todas, eliminemos estos males que tanto nos aquejan y hacen sufrir, para despertar de la pesadilla fúnebre en la que nos tiene inmersos éstos hermanos nuestros que sin escrúpulos le hacen el trabajo sucio a La Bestia.

La luz y el bien como siempre triunfarán sobre la oscuridad y el mal.

Saludos y buena vibra para todos.
Mestizo cósmico