Racismo y la xenofobia infiltrada en Europa

El racismo y la xenofobia se han infiltrado y acentuado en la sociedad europea por la teoría sobre el ‘choque de civilizaciones’ y el miedo al terrorismo tras el 11-S, y por el endurecimiento de los discursos políticos contra la inmigración.

Son dos de las principales conclusiones del informe anual de la Comisión del Consejo de Europa contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) que destacó su presidenta, la danesa Eva Smith Asmussen, en la presentación del documento a la prensa en París.

Smith Asmussen y la secretaria ejecutiva de la ECRI, la francesa Isil Gachet, se mostraron pesimistas sobre la situación del racismo y la xenofobia en Europa, cuya tendencia ‘no es muy prometedora’, y alertaron sobre los ‘peligros’ de ‘fomentar el antagonismo’.

Europa ‘va por el mal camino si olvida los valores humanos y la tolerancia en los que se fundamenta, y que hoy están amenazados’, afirmó Smith, quien, además de alertar del racismo contra los inmigrantes y en la lucha antiterrorista, llamó la atención sobre los problemas que sufren los musulmanes, judíos, gitanos y negros.

Según Smith, esos discursos políticos, de los que ningún país de Europa está exento, son ‘tristes y lamentables’ porque ‘refuerzan los prejuicios’ y se aviva el miedo de la gente a que se ‘derrumbe’ su sociedad o a perder su trabajo.

‘Los emigrantes, refugiados y demandantes de asilo se ven especialmente afectados’ por ese fenómeno, señala el informe.

Fuente: c.europa-racismo / terra