Mestizo, apelativo para negar lo indígena

El discurso de la derecha, el sector conservador del país, está usando el concepto de la autoidentificación “mestiza”, basándose en un estudio particular que pretende desconocer una realidad plasmada en los datos del censo que se hizo en toda Bolivia el año 2001.

Un extenso informe publicado por La Razón, publicado el pasado 1º de julio, da cuenta que “no hay datos serios que demuestren que Bolivia es mayoritariamente indígena y originaria. El único documento que respalda esta afirmación es el cuestionado Censo de Población y Vivienda realizado el 2001, que concluye en que el 62 % de los bolivianos se ‘autoidentifica’ como indígena”. “Un estudio particular (…) llega a la conclusión de que el 64 % de los bolivianos se declara mestizo”. O sea que para el diario del Grupo español Prisa los resultados del Censo 2001 no pueden ser considerados “serios”, en cambio sí un estudio realizado de forma particular por el estadounidense Mitchell Seligson (“Auditoría de la Democracia. Informe Boliviano 2006”).

“En ningún caso un estudio puede estar por encima de un censo, en ningún país ha ocurrido eso porque el censo siempre dice la verdad por la ley de los grandes números. Entonces, un estudio puntual será válido para el contexto en el cual se ha realizado el mismo, en tanto que el censo es exhaustivo a todas las unidades que componen al universo total de investigación, en este caso, a la población boliviana”, explicó Víctor Mesa, técnico demógrafo del Instituto Nacional de Estadística (INE) y que participó en la elaboración del Censo de Población y Vivienda 2001.