Asesinato de migrante mexicano por la patrulla fronteriza

El gobernador de Chihuaha México pidió que se le prive de su libertad al agente de la patrulla fronteriza de Estados Unidos que disparó para dar muerte al migrante mexicano, pues no tenía razón para disparar.

Así mismo expresó que es una barbarie que se cometan estos actos de discriminación y racismo, y que se debe aplicar toda la ley para que no quede impune este caso.

El mandatario estatal dijo que aunque el migrante hubiese tenido a su alcance una piedra, no fue nada racional el medio empleado del agente fronterizo por verse amenazado por una piedra, porque simplemente no había piedras en el lugar, y eso obliga al gobierno mexicano a buscar la aplicación de la ley.

Fuente: tiempo.com.mx