Acusan a Policía de racismo por prohibir llevar turbante

La Policía irlandesa, la Garda, fue acusada de racismo después de que el cuerpo rechazase la adhesión de un joven de la religión sij a las llamadas ‘patrullas ciudadanas’ por negarse a cortase el pelo o quitarse el tradicional turbante.

Así se lo ha hecho saber la Asociación Sij de la Policía Metropolitana de Londres (MPA) al Gobierno de Dublín en un comunicado en el que critica la política racial de la Garda, a la que considera ‘obsoleta’.

‘La Garda es culpable de discriminación racial contra los Sij por oponerse a que un oficial Sij pueda llevar turbante mientras vaya uniformado. A menos que cambie la normativa, la comunidad Sij no tendrá confianza en la policía’, dice la nota.

El parlamentario Ciaran Cuff del Partido Verde, socio minoritario en el Ejecutivo irlandés, también remitió hoy un escrito a las autoridades en el que solicita la abolición de las restricciones.

Fuente: EFE