Racismo y deporte

El racismo está fundamentado en el prejuicio de diferencias biológicas en la raza humana, para justificar relaciones de dominio entre ellas, así como comportamientos de rechazo o agresión. La base ideológica del racismo se fraguó en la edad media: fue el aristócrata francés Conde de Gobineau quien planteó en forma sistemática la doctrina de la discriminación racial, argumentando la “superioridad del blanco caucasoide” frente a los grupos de color.

Esta discriminación ha sido ejercida en forma individual por ciudadanos comunes, como también por dirigentes de regímenes totalitarios; ejemplos de estos son: el nazismo de Hitler, en Alemania; el fascismo de Mussolini, en Italia, y el stalinismo, en la Unión Soviética, entre otros.

Rigoberta Menchú Tum, dirigente indígena guatemalteca, laureada con el Premio Nobel de la Paz, en el simposio ‘El problema del racismo en el umbral del siglo XXI’ manifestó: “El racismo ha sido históricamente una bandera para justificar las empresas de expansión, conquista, colonización y dominación, y ha marchado de la mano de la intolerancia, la injusticia y la violencia”.
Fuente: elpais.com.co