Acostumbrarse a la inmigración

Soy un peruano que vive en Bilbao desde hace dos años y he sido testigo de los cambios que se han producido en la sociedad vasca por motivo de la inmigración tardía. En el caso de los latinos, somos personas que hemos vivido muchas dificultades y conflictos en nuestros respectivos países.

Pero lo importante de cada uno de nosotros es que hemos venido a aportar conocimientos, experiencia y capacidad.

Somos seres humanos como cualquier vasco, no tenemos la culpa de haber nacido mestizos, oscuros y con rasgos distintos. No somos raros, sólo diferentes.

La mayoría de nosotros valoramos, cuidamos y agradecemos los grandes servicios que nos ofrece esta linda ciudad, como un buen transporte, buenas carreteras, eficientes centros de salud y educación, tanto para nosotros como para nuestros hijos.

Cabe precisar que no somos los que copamos Osakidetza con nuestras visitas, según un último estudio elaborado, así que es un mito que debe revertirse. Somos gente que aporta a la Seguridad Social, paga impuestos y quiere abrirse un espacio en esta sociedad que tan bien nos acoge. Los mitos sobre la discriminación sólo se pueden mitigar mientras exista un mayor acomodamiento y sensibilización de ambos lados.

Seguirá llegando más gente, porque España y el mundo occidental lo necesita. Así que hay que acostumbrarse a la inmigración.

Autor: WENDEL SANCARRANCO para el diario español 20minutos.es