Hip hop latino más crítico

En algún momento u otro de su vida se han sentido discriminados por ser de fuera. La reciente agresión a una joven ha sido la gota que colma el vaso. Son artistas iberoamericanos y han unido sus voces para luchar contra la discriminación racial de la mejor manera que saben, con su música.

Las imágenes de la agresión de un joven catalán a una menor ecuatoriana en un vagón de los Ferrocarriles de la Generalitat ha sido una constante en los medios de comunicación desde el pasado 19 de octubre.

El agresor ha salido impune de su acción y está en libertad. La indignación de este acto xenófobo ha movido a Tajo (Álex) y a 12 raperos de origen iberoamericano a hacer oír su voz contra esta injusticia.

Bajo el nombre de Latinos Unidos contra el Racismo, se engloba una canción de denuncia contra el racismo, que se puede descargar gratis a través de internet en www.myspace.com/tajoppg. La única agresividad que transmiten ellos es la de las letras de sus versos, que claman respeto. Racismo, espejismo del odio mismo.

Tajo vino hace casi nueve años de Bogotá, donde ya se dedicaba al hip hop, y en Barcelona ha seguido desarrollando su carrera artística. Asegura haberse sentido marginado por ser colombiano, y la agresión a la menor ecuatoriana le ha mantenido firme en su lucha contra el racismo, que transmite a través de sus versos.
Junto a Hondru, Peregrino, Gespal o Lírico MD-H, todos ellos de los colectivos raperos La Causa y Puff Puff Give, Tajo forma parte de los 13 cantantes procedentes de Colombia, Perú, Ecuador, Chile, República Dominicana y Honduras que han compuesto una canción de protesta.

Sintiendo la necesidad de protestar
Además, Wallin, uno de los componentes del grupo, conoce a la chica agredida. «El movimiento hip hop latino, que lo formamos todos los que estamos aquí, siente la necesidad de protestar contra esa situación, pero sin violencia, utilizando la libertad de expresión a través de nuestro arte, que es el hip hop, y está para que haga ruido», explica Tajo, quien espera que el sencillo se pueda escuchar en distintos países sudamericanos, como Chile y Colombia, e incluso en Estados Unidos.
Cada uno de ellos ha compuesto un fragmento del single, y sus 13 voces quieren dejarse oír para luchar contra el racismo de forma pacífica y hacer un llamamiento a la integración.
«Mi parte de la canción va relacionada con el racismo, habla de las mujeres y de las madres que pudieron haberlo pasado mal y reivindica que nadie es más que nadie», expresa Hondru.
Peregrino lo ha enfocado pensando en el «desinterés de las autoridades y la desigualdad a la hora de aplicar la ley», y ha hecho hincapié en el carácter directo del hip hop como música protesta que tiene la sinceridad y la agresividad de la palabra.
«El rap escupe las cosas en la cara», puntualiza. Latinos Unidos contra el Racismo quiere complementar la canción con un videoclip para hacerse eco entre los medios audiovisuales, aunque, de momento, no cuentan con inversores.
«La imagen vende mucho más que el sonido y por eso queremos hacer un videoclip y, entonces, ir más allá, a la MTV, Los 40 Principales y cadenas fuertes para que se nos oiga más», avanza Tajo.
Conscientes de que su voz se está oyendo y su tema ha tenido una importante repercusión, los 13 artistas confían en la efectividad de su mensaje.
«Con la canción, estamos ejerciendo una gran presión social. Con la alarma social, se puede conseguir, porque el Gobierno verá que somos una minoría que cada vez tenemos más voz», dice Tajo.

UNA DILATADA CARRERA ARTÍSTICA
Le gusta la música y la siente. Tajo empezó a dedicarse al hip hop hace 13 años en su país, Colombia. Desde enero de 1999, vive en Barcelona y sigue disfrutando y denunciando la discriminación a través de este género artístico.
«Vine con mi ropa ancha de rapero, aunque aquí no se llevaba este movimiento y me sentí bastante discriminado. Yo quería defender todo lo que tenía y la música era el mejor instrumento», recuerda.
Tajo es consciente de los prejuicios que despierta su forma de vestir, con ropa ancha y gorras, pero forma parte de su identidad y no piensa renunciar a ello.
«Nuestra imagen es otro prejuicio más que nos perjudica como latinos, pero forma parte de nuestra personalidad y no podemos perderlo ni renunciar a ello. Esto es una cultura», insiste.
Aunque en esta canción ha reunido a 12 raperos de los colectivos La Causa y Puff Puff Give, de los que forma parte, él desarrolla una carrera en solitario, como su amigo Hondru. Con dos CD en el mercado, Tajo afronta ahora una nueva etapa con el reciente lanzamiento de su álbum Persisto.

Fuente: sisepuede.es